lunes, 28 de septiembre de 2020

Masum: Inocente. Cuando una serie policiaca transmite más sensaciones que una simple investigación criminal.

La serie turca de Netflix es de lo mejor que he visto últimamente. Me refiero a mis gustos propios, no voy a entrar en lo que es bueno o es malo para otros. Esta es una serie de las que me atrevo a recomendar por muchas razones, una de ella es la de la transmisión de sensaciones que producen los personajes, más allá de la investigación policiaca. 

Los elementos familiares y sentimentales que se tejen en la historia me llevaron a empatizar con las enfermedades mentales tan negadas y sufridas por los propios familiares y estigmatizadas por nuestra sociedad. 

Respecto a la producción, actuación y dirección nada que añadir. La historia está llena de flashbacks y giros inesperados que hace que el estrés de la trama valga la pena. Desafortunadamente una serie así no podría adaptarse en México, pues como todo mundo sabe, aquí la policía es incapaz de resolver nada y la historia carecería de verosimilitud. 

Si Turquía siempre me ha parecido un país interesante, aunque no haya estado, con esta serie tengo un poquito más de prisa por cruzar el Bósforo.   



No hay comentarios.:

Publicar un comentario